PALABRAS CONTRA LA GUERRA

En el 2003, nuestra ciudad no fue indiferente a las movilizaciones contra la guerra de Irak. Lamentablemente, el grito de cientos de millones de personas en todo el mundo no fue escuchado. En la puerta de la Diputación Provincial de Zaragoza se organizó un acto, en el cual cualquier ciudadano podía expresar con sus palabras su repulsa a este acto criminal. Desgraciadamente, todas estas palabras siguen estando vigentes. Reproduzco aquí una parte de mi intervención en ese acto.

Cuando el tomahawk cayó cerca de un colegio

y matásteis a treinta niños y niñas

¿Lo hicistéis en nombre de los derechos humanos? 

Cuando esa maldita ráfaga de ametralladora

se perdió entre los autobuses en llamas

y fue a parar al cuerpo de Mahmoud, el comerciante.

¿Lo hicistéis en nombre del nuevo orden internacional?

Cuando vuestro carro blindado disparó a un edificio,

y en el sótano había quince familias,

cuyas vidas tomastéis a vuestro antojo

¿Lo hicistéis en nombre de la seguridad mundial? 

Cuando los campos minados que sembrastéis de muerte

se cruzaron en el camino de Amina, la profesora de Mosul.

¿Lo hicistéis en nombre de la libertad o la democracia? 

  No.

Vuestra libertad es la libertad de ser asesinados. Vuestra democracia es la del pensamiento único,

y el único derecho humano que queda a vuestro paso

 es el de enterrar a nuestros muertos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Excelentes palabras, Valentín.
    Realmente la cifra de muertos diarios en Irak empieza a ser tan cotidiana que puede llegar a anestesiar a la gente, incluso a las personas que en su día se manifestaron contra esa invasión. Y eso me parece muy, muy peligroso. Y hablando de anestesia, ¿lo que ocurre en Afganistan es terrible? Personalmente no sé que hacemos allí? La situación no ha mejorado y se suponía que ese era el objetivo. Hay un tupido velo en todo lo que allí ocurre.
    Un saludo,
    Entrenomadas

  2. Hola entrenomadas, completamente de acuerdo.
    Por supuesto, las razones para invadir Irak o Afganistán son solo excusas mal justificadas. Detras de ambas guerras hay importantes intereses económicos. En Irak la soberanía actualmente no reside en el pueblo iraquí, sino en ese conglomerado de empresas norteamericanas que se han instalado en el país. En Afganistán se desencadenó una terrible guerra en el país más pobre del mundo, utilizando a veces la imagen del burka para decir estamos aquí para liberar a las mujeres de esta ignominia. Años después de nuevo gobierno, vemos que la situación de la mujer ha mejorado muy escasamente, salvo en Kabul, la utilización del burka no ha disminuido en todo el país. Y por supuesto, no hay que olvidar que quien apoyó materialmente a los talibanes para conseguir el poder fueron los propios Estados Unidos.
    Un saludo
    Valentín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: