CHA PROMOVERA LA CREACION DE UNA OFICINA DE PROMOCION DEL ARAGONES

images-31.jpg
Con este post inauguramos una nueva sección en la que hablaremos de propuestas presentadas en la campaña electoral. Evidentemente, dada mi conocida militancia política serán noticias de Chunta Aragonesista.

CHA PROMOVERA LA CREACION DE UNA OFICINA DE PROMOCION DEL ARAGONES

Miguel Solana sostiene que en Huesca la realidad sociológica impone la necesidad de crear esta oficina, que dependerá del ayuntamiento. Ante la realidad sociológica del Huesca y sus comarcas, donde permanece vivo el aragonés, CHA quiere desarrollar a través del ayuntamiento una Oficina del Aragonés, que sirva para promocionar y normalizar esta lengua. “No pretendemos imponer el aragonés, sino contribuir, a través de la creación de una Oficina de Promoción, a la normalización y expansión de una lengua que está viva porque se habla”, sostiene Miguel Solana, candidato de CHA a la alcaldía de Huesca.
Dicha oficina tendría como objetivos principales proteger un patrimonio, el derecho de los hablantes, posibilitar el aprendizaje de la lengua, organizar cursillos de formación, fomentar actividades culturales en aragonés y potenciar el que los documentos oficiales o los rótulos tanto públicos como privados empiecen a escribirse en aragonés. “Hasta ahora apenas se ha hecho nada por proteger esta lengua y ya es hora que desde los ayuntamientos, la comarcas y sobre todo desde el gobierno de Aragón se empiecen a articular mecanismos para proteger e impulsar la lengua”
El pasado 27 de marzo de 2006, a petición de CHA, el ayuntamiento oscense por unanimidad suscribió el Manifiesto por la Unidad de la Lengua Aragonesa, un documento que nació tras la reunión de diferentes colectivos y personas que trabajan por la recuperación de la lengua aragonesa. “Gracias a nuestro grupo el ayuntamiento dio un primer paso y ahora no podemos permitir que se siga ignorando esta lengua, que es parte importantísima de nuestra cultura y patrimonio”.

EL PENTAGONO DISEÑO UN PLAN PARA CONTROLAR LA PRENSA

george-bush-picture-43-717984.jpg
Vía Rebelión
En vísperas de la invasión a Iraq, en marzo de 2003, el Departamento de Defensa de Estados Unidos planificó la creación de un Equipo de Medios de Acción Rápida (RRMT, por sus siglas en inglés), para garantizar el control sobre la prensa de ese país, según revela un documento.
El texto de tres páginas del Pentágono, parcialmente redactado y obtenido por el independiente Archivo de Seguridad Nacional (NSA), está acompañado de una larga presentación informática en Power Point que incluye la propuesta de fijar un presupuesto de 51 millones de dólares para la operación del RRMT durante seis meses, que al parecer sería la primera fase de una «campaña de información estratégica» de dos años.
Entre otros asuntos, el documento propone la contratación de dos «consejeros periodísticos» estadounidenses, a los que se les pagaría 140.000 dólares a cada uno durante un trabajo de seis meses. Otros 800.000 serían destinados a seis expertos iraquíes durante el mismo período. El documento fue preparado por dos oficinas del Pentágono, la de Operaciones Especiales y Conflictos de Baja Intensidad, que entre otras cosas se especializa en guerra psicológica, y la de Planes Especiales, bajo la égida del subsecretario para Políticas de Defensa, Douglas Feith.
Seguir leyendo