“NUESTROS HIJOS SE VAN”

Tan real como la vida misma…
http://www.teruelexiste.net/extra/universidad/Universidad.htm

Javier y Daniel, van juntos a la facultad, se conocen desde hace poco, pero se han hecho buenos amigos, se pasan los apuntes, se van juntos de “marcha”…, los dos estudian primero de carrera en Zaragoza. A Javier lo conozco bien, es de aquí, de Teruel, y está residiendo en un Colegio Mayor; sin embargo Daniel es de Zaragoza y está viviendo con su familia.

Javier, como es el primer año que sale de casa, viene muchos fines de semana. Sus padres y su hermana pequeña lo esperan cada viernes con ansiedad y le preguntan constantemente por las clases, el colegio, los amigos… Javier les cuenta todo, o al menos eso parece, les cuenta que se van de “marcha” los Jueves por la noche y vuelven de madrugada al colegio, que a la vuelta dejan a Daniel en su casa. También cuenta Javier, con orgullo, que el viernes va poca gente a la universidad , y a pesar de ello, él es de los pocos que se levanta, y a las ocho de la mañana ya está en clase, además el viernes tiene una asignatura durísima.

Al padre de Javier le duele no poder estar con su hijo , no poder verle ni animarle
cuando muerto de sueño se levanta los viernes para ir a clase. Desayunaríamos juntos, se dice, y le preguntaría dónde estuvo anoche, con quién… le animaría, con esa asignatura o incluso intentaría buscarle un profesor de repaso…… ¡Cuánto envidiaba a los padres de Daniel¡… tenían a su hijo en la habitación de al lado, lo oían cuando llegaba de “marcha”, cuando se levantaba, verían la luz cuando se quedaba a estudiar… todos los días desayunaban, comían y cenaban juntos….

Toda la familia sufría la marcha de Javier, pero su hermanita pequeña no lo podía
ocultar. No hacía mas que preguntar que cuando viene ”Javi”: “Javi” me ayudaba con los
deberes, al papá, ahora, casi no lo veo. ¡Tu no me haces caso, mamá¡, ¡ya no tienes
tiempo de sentarte conmigo¡. ¿Por qué se ha tenido que ir mi hermano?… La madre de
“Javi” intentaba disimular una lágrima y con un nudo en la garganta le contestaba:…
¡Tiene que hacerse un hombre, hija mía¡

Los padres de Javier ya no tienen casi tiempo libre, su padre, por las tardes lleva unas
contabilidades para conseguir mas dinero. La chica que tenían en casa, unas horas, para
limpiar, la han despedido y ahora su madre, después del trabajo, tiene que realizar
todas las tareas de casa. La economía familiar se ha resentido, su hijo necesita más de
6.000 euros al año.

Sigue leyendo

Anuncios