¿ESTADO LAICO?

Otra petición de firmas con la que podemos intentar corregir situaciones injustas, y que en esta ocasión me hace llegar el amigo 39 escalones.

«Dudo que se sepa en España lo que ha pasado en Italia en la ultima semana.
Me refiero a la fallida participación del
Papa a la inauguración del año académico de la Universidad de Roma «La
Sapienza». He asistido a la mayor manipulación mediática imaginable, que ha
desembocado en el linchamiento de 67 profesores de Física que habían firmado
una carta dirigida al rector para manifestar su contrariedad ante la
decisión de invitar al Pontífice (un Pontífice que tiempo atrás había
afirmado que el proceso a Galileo fue justo, y que en repetidas ocasiones ha
afirmado la superioridad de la fe respecto a la ciencia…) a la
inauguración del año académico. Los estudiantes, por su parte, se empezaron
a organizar para manifestarse contra el Papa (cosa que seguramente habrían
hecho igualmente si a la Universidad hubiera sido invitado un ministro, por
ejemplo). Ante el ambiente caliente, el Papa decide no ir a «La Sapienza».

La decisión del Papa había sido en todo caso alimentada por un coro de voces
– desde periodistas, políticos (de derechas y de izquierdas, ¡ojo!),
intelectuales (por ejemplo, Dario Fo) – que se alzaron contra los profesores
de Física, a los que se considera responsables de una arrogante censura
contra el Papa. De ahí el tono del debate nacional no hace sino crecer,
creándose en la sociedad un sentimiento de repulsa hacia los universitarios.
Cada vez más voces salen en defensa del Papa, se llega a pedir el cese de
los profesores firmantes, a los que se insulta, tildándoles de «censores»,
«anticlericales», «intolerantes», «cretinos» e «imbéciles» (estas últimas,
palabras del ex-ministro de justicia, que acaba de dimitir porque han
detenido a su esposa…). El domingo, como ultimo acto de esta pantomima
nacional, la Pza. de San Pedro es escenario de una concentración en apoyo
del Papa, convocada por el cardenal Ruini.

Lo más dramático del tema es que la gente no sabe qué ha pasado. La
manipulación mediática ha sido impresionante. Durante 4 ó 5 días, la noticia
ha abierto todos los telediarios, y ha sido la primera página de todos los
periódicos. Pero en ninguno de ellos (salvo en el de extrema izquierda, que
leen 4 gatos) se ha dado cabida a la voz de los docentes. Se ha difundido
entre la sociedad la idea de que la Universidad no ha permitido hablar al
Papa. Como si la decisión de no acudir no hubiera sido del mismo Papa, quien
parece que exige unanimidad para poder expresarse.

En conclusión, la única libertad de expresión, de opinión, de pensamiento,
que ha sido violada ha sido la de los Profesores de Física de «La Sapienza»
(blanco de todas las acusaciones), y con ella, la de los estudiantes que
decidieron manifestarse legítimamente contra la visita del Papa y, por
simpatía, la de todos los que creemos en un Estado laico, en el que las
ideas puedan ser expresadas, independientemente de a quién van dirigidas
nuestras críticas.

Creo que este es un asunto muy grave; en un Estado laico como es Italia, una
legítima y serena oposición a que una autoridad religiosa sea invitada a dar
la lectio magistralis durante un acto simbólico para la vida universitaria
como lo es la inauguración del año académico, ha alcanzado proporciones
bíblicas (nunca mejor dicho), y ha podido sublevar los ánimos de la derecha
y de la izquierda… El laicismo del Estado corre peligro. Que no se
extienda.

Aquí tenéis una página web en la que se están recogiendo firmas en apoyo de
los docentes y en defensa de la libertad de expresión y pensamiento, y del
Estado laico, aunque, por supuesto, no tenéis ninguna obligación de firmar:
http://www.petitiononline.com/386864c0/petition.html