NO A LA ORDENANZA INCÍVICA

NO A LA ORDENANZA INCÍVICA. SÍ A LOS ESPACIOS PÚBLICOS

Ven el domingo 10 de febrero a las 12 h a la plaza del Pilar y realiza tu actividad prohibida favorita: jugar, comer, cantar, hacer mimo, repartir octavillas, reunirte, patinar concentrarte….
Actúa ahora para evitar recordarlo como:
2008, el año que el Ayuntamiento prohibió usar las calles.

La calle es el espacio público donde se relacionan y encuentran los habitantes de una ciudad. Las calles no son meros viales del tránsito automovilístico. Una calle con gente y con actividades es la mayor garantía de una convivencia óptima y segura. No parece ser esta la visión del Ayuntamiento de Zaragoza, que pretende crear una Ordenanza llamada “Fomento de la convivencia ciudadana y Protección del Espacio Público”, destinada a limitar, impedir y sancionar cualquier acto que se realice de forma espontánea por los vecinos.

Una lectura pormenorizada del texto de la nueva Ordenanza, y las declaraciones de los concejales del PSOE, reflejan las pautas de la política neo-conservadora aplicada en Zaragoza: crear miedo y alarma sobre fenómenos de poca afección social para justificar la redacción de leyes contrarias a los derechos civiles, a la vez que se persiguen y se restringen los eventos de asociaciones ciudadanas. Un nuevo paso en el contexto de persecución con saña de los movimientos sociales liderada por el Delegado del Gobierno.

Consideramos incívica la conducta del Ayuntamiento de Zgz, y no la de la ciudadanía, al pretender provocar miedo y alarma, creando una cortina de humo sobre los verdaderos problemas de los vecinos. Un gobierno que apuesta por un modelo urbano extensivo, de grandes centros comerciales y de espacios públicos privatizados, eliminando el tejido social y comercial tradicional que fomenta el respeto entre las personas y su entorno. Consideramos incívico a este Ayuntamiento al poner en el punto de mira a las entidades ciudadanas, las máximas interesadas en promover conductas armónicas y enriquecedoras en el espacio público con sus actividades.

La Ordenanza Incívica considera falta grave:
“Las reuniones o concentraciones en la vía pública, espacios de tránsito o zonas verdes para hacer actividades recreativas (con o sin ingesta de alcohol)”. Con lo que cualquier actividad en el espacio público puede ser impedido y sancionado. ¿Para qué existe la calle entonces? Además se consideran incívicas las siguientes conductas:
“Repartir octavillas, pegar carteles o pegatinas, colocar pancartas en los balcones, o las acampadas en vía pública sin autorización”. Artículos especialmente dirigidos a criminalizar a los movimientos sociales.
“Jugar, patinar, comer y beber (excepto si se hace en las terrazas de los bares), actos lúdicos como malabares, teatro o arte (fuera de los locales reservados a tal efecto), tender la ropa,…” . Y un sinfín de conductas cotidianas y no perjudiciales.

Destaca la elevada cantidad de las multas: falta leve hasta 750 € (el salario mínimo interprofesional es de 600 €) y la grave hasta 1.500 €. También es reseñable la voluntad de exigir fianza para organizadores de actos en la calle, lo que limita la libertad de expresión y el libre uso del espacio público a la capacidad económica de las personas o colectivos que pretendan organizar actividades sociales, culturales y políticas.

Esta ordenanza hace sospechosos a los ciudadanos, criminaliza la pobreza, y persigue claramente la actividad social y política en esta ciudad. Esta ordenanza elude la voluntad de solucionar las causas que generan los conflictos.

RED CIUDADANA CONTRA LA ORDENANZA INCÍVICA SI a los espacios públicos. NO a la ordenanza incívica

Anuncios

2 comentarios

  1. Recuperemos el lema
    PROHIBIDO, PROHIBIR.

  2. En realidad, las ordenanzas municipales de montones de sitios, donde las hay, consagran estas prohibiciones y otras más, como montarse un chiringuito propio en plena calle sin permiso, circular en bicicleta fuera de las áreas autorizadas (la calzada), correr por las aceras, tirar colillas al suelo, pararse de capazo en la calle, cruzar la calle fuera de los pasos habilitados, comer en el césped de los parques, pisar las zonas verdes, llevar sueltos a los perros, el mal uso de las fachadas (los toldos, antenas de TV o aires acondicionados puestos de cualquier manera)… Dejando a un lado la extraña severidad que pretende aplicarse en las sanciones, esta normativa no dice nada que no haya dicho antes, en Zaragoza y en muchos otros lugares. Quizá la mayoría de la gente no lo sabe, pero esas cosas siempre han estado prohibidas y contempladas de modo indulgente por la vista gorda de la autoridad. Si se pusieran severos, con esta normativa u otra cualquier anterior, todos seríamos multados continuamente.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: