DESCONCIERTO, POR VALENTÍN CAZAÑA

¿Por qué la satisfacción nos fue negada?
Nos escondimos tras nuestros escudos,
temerosos ante una victoria no deseada.
No comprendimos los guiños de la realidad
que nos salieron al paso.
Si nuestros cuerpos pueden mentir,
arrojaremos al vacío los ríos de Jade?

Anuncios

3 comentarios

  1. si los guiños fueron los que yo creo, no eran guiños eran trampas.

  2. trampas de la realidad?…. temerosos ante una victoria no deseada?… satisfacción negada?…

  3. Determinadas cuestiones de actualidad pueden llevar a malentendidos.
    Este poema, como todos los mios, se refiere a experiencias personales o afectivas presentes o pasadas. No tiene nada que ver con lo habéis pensado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: