LA NOCHE DE LA HERIDA, POR VALENTÍN CAZAÑA

Recupero un poema de 2001 ante la sequía creativa de los últimos días.

Ayer por la noche, el sabor de los porros
me regaló el calmante para tu herida.
El derrame de imágenes que me atacaba
desapareció ya fuera del Crápula.
Las sombras bailaban burlonas a mi alrededor,
y yo necesitaba vomitar sentimientos,
escupir sobre mi rastro
.

Anuncios

2 comentarios

  1. Para Valentín: tú, que has sido siempre tan bueno con éste
    que te escribe, tú me regalas -ante una sequía ¿de inspira-
    ción?- este bello poema hecho de escupidas sobre tu pro-
    pio rastro. Todas estas expresiones son fuertes, directas,
    vivenciales y es hermoso que un ensayista como tú, pueda
    sacarlas de dentro.
    Vuelvo a esto de los blogs y estoy leyéndote; he aquí si de
    algo vale mi presencia, expreso, Valentín, que me tienes a
    tu lado.
    Un abrazo de xavier.

  2. Muy bueno!!!
    anda, saca a pasear más ese lado poético.

    Besos,

    M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: