POR LOS DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO

Ayer estuve en una impresionante charla de Iñaki García, de la CCIODH, Comisión Civil Internacional por los Derechos Humanos en México. Impresionante por el caudal de información y documentación gráfica que se aportó para mostrarnos su sexto informe. Una de las conclusiones que se puede sacar de la charla, sin duda, es la necesidad de organizaciones civiles internacionales y no dependientes económicamente de ningún gobierno, que fiscalicen el cumplimiento del respeto a los derechos humanos en países que formalmente cuentan con un estado de derecho, pero que en la práctica institucional, nada hay más alejado de esta ficción jurídica. Uno de estos países, evidentemente es México, y los colectivos sobre los que recaen estas violaciones, son principalmente las comunidades indigenas de los diferentes estados. Este sexto informe de la Comisión se ha centrado en la situación en Chiapas, Oaxaca y Atenco.

La autonomía Zapatista de las comunidades indigenas ha sido la primera oportunidad que han tenido para autogobernarse y resistir ante las presiones de las autoridades del estado, que pretenden repartirse el botin de los recursos naturales Chiapanecos. La contrainsurgencia trabaja apoyándose en las estructuras estatales para tratar de debilitar y arrasar esta primera experiencia de autogestión y libertades que disfrutan estas comunidades.  Una de las “paradojas” que se han visto en los últimos años es la reconversión al ecologismo de las autoridades estatales de Chiapas, creando nuevos espacios naturales protegidos. Con buena fe? En absoluto. En la zona de Montes Azules y otras áreas, se desplazan comunidades enteras de sus hogares, se crean espacios protegidos, y se llegan a acuerdos con multinacionales para el reordenamiento territorial de estas zonas, y su gestión posterior. Por supuesto, cualquier reivindicación de los afectados es respondida por represión, militarización y procesos irregulares.

En los conflictos por el agua también se puede observar todo tipo de abusos contra municipios indigenas. Un ejemplo se puede ver en la reserva natural de Huitepec, ocupado por comunidades declaradas como bases de apoyo Zapatistas. En los últimos años, el agua de sus manantiales ha sido depositada en tanques y conducida por tuberias hasta aguas abajo para ser industrializada y comercializada.

Os recomiendo comprar el libro editado por la Comisión o descargar el informe de la web, para conocer realmente una sucesión de situaciones y de casos que nos  describe una realidad mexicana bien alejada de la oficial.

Anuncios

Una respuesta

  1. Saludos, al hilo de este post, me preguntaba cuál sería vuestra opinión en el espinoso tema del aborto en España. Me identifico con muchos de los postulados alternativos a la globalización neoloberal; busco reflexiones serias y procuro implicarme en la medida de mis posibilidades; tengo cierta afiidad con Vandana Shiva y su feminismo ecologista; ¿a dónde voy con esta perorata?… a que encuentro muchas veces contradicción entre la lucha bestial y necesaria que hacéis, hacemos, para defender los derechos humanos, también los de los animales, y el posicionarse a favor del aborto. Es algo que no logro comprender, se me hace difícil comprender cómo, luchadores de pro por los derechos de todos, caemos en la trampa de la OMS y nos olvidamos que la vida del hombre, como se estudia en bilogia y cualquier científico sincero corrobora, comienza en el momento de la unón espermatozoide-óvulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: