RECUPERANDO LA MEMORIA DE LOS OLVIDADOS

23-nov.jpg 

Victoria Trigo nos remite también esta nota y la foto sobre las exhumaciones que la ARMHA está llevando a cabo en Tierga. No quiero perder la oportunidad de felicitarles por esta iniciativa, que esperemos se repita el mayor número de lugares posibles.

El 23 de noviembre la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA) ha comenzado la exhumación en el cementerio de la localidad zaragozana de Tierga de un grupo de fusilados republicanos. Las tareas han estado dirigidas por un equipo de arqueólogos y en ellas se ha contado con la colaboración de vecinos del pueblo y de otras poblaciones cercanas. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que inició los trabajos siguiendo los testimonios de descendientes de los represaliados, estima que en breves jornadas habrán concluído estas labores.

Informó: Victoria Trigo.- Secretaria de Comunicación de la ARMHA

¿HAY MEMORIA HISTÓRICA EN ZARAGOZA?

Desde luego, si ello dependiera de la voluntad de Belloch&Biel(el dueto de gobierno municipal) tendriamos que decir que no. No se ve en el equipo de gobierno municipal intención política para quitar del callejero nombres de calles poco compatibles con el estado de derecho en que vivimos. En marzo de 2006, Chunta Aragonesista presentó una moción en el Ayuntamiento en este sentido, y por el momento lo único que sabemos es que el Alcalde ha decidido traspasar a las Juntas de Distrito la decisión de cambiar estos nombres, y que se pueden leer en el blog de CHA Zaragoza. Creo que a cualquiera con sentido común le parece evidente que no es el ámbito del Distrito, donde se debe decidir si en Zaragoza se mantienen o no calles que homenajean a personas implicadas en el golpe de estado de 1936. Por el momento, CHA ha presentado una propuesta muy concreta en el sentido de que se recuperen nombres históricos que el callejero zaragozano tenía en la época de Los Sitios, como por ejemplo Callizo de Tresa Gil, o Carrera del Fierro.

¿AGOTES EN ARAGÓN?(2ªParte), POR BASTIÁN LASIERRA

En un documento desempolvado por Idoate consta una lista de ciento sesenta querellantes de lugares muy diversos que piden justicia por la marginación que sufren a causa de su condición de agotes. Entre ellos aparecen, Mateo Olite y Carlos de Esteban, de Sos; Pedro Domínguez el Viejo, Miguel Domínguez, y Raimundo Martín, de Uncastillo; Juan, Antonio y Miguel Arnaldo y Beltrán, de Salvatierra; Arnaldo Sánchez y su hijo, de Ansó; Bernardo Maxones, carpintero, y sus hijos, de Maxones; Juan Xinón y Guillermo (a) Guillennet, de Villarreal; Juan Fuster, Miguel, su hijo, y Pedro Spes, de Berdún; Juan Blanc, Juan, su hijo, y Juan de Margarita, de Berdún; Grada y sus hijos, de Borau…
Es la primera noticia documental, o casi, que tengo de agotes entre nosotros. Claro que ya sabíamos por el Espasa, que “los agotes viven en Navarra y, principalmente, en el Baztán. Se les encuentra también en Pamplona, en Elizondo y hasta en Jaca”.
Las pistas orientaban hacia la diócesis de Jaca y allí es donde podemos descubrir las dichosas puertas de agotes por todos los lados. Pero era necesario documentar su presencia. Sabíamos de una disposición, hacia 1590, que exigía que el rector de la parroquia de Ansó debía ser licenciado en teología “porque vienen muchos cristianos del Bearne a Ansó para los santos oficios”. Por lo visto, había que filtrar toda posible entrada de esencias albigenses.
Pero el archivo de Ansó ya no daba más de sí. Un poco más explícito era el de Berdún, aunque no había ninguna alusión directa. En 1571, el visitador manda “que se haya de cerrar o hacer cerrar a piedra calina la puerta pequeña que está en la iglesia que sale a la calle so pena de cien sueldos de sus propios bienes pagaderos”. Esto puede interpretarse como una medida para evitar la discriminación. Aunque parece que debió de haber sus más y sus menos porque, cuatro años más tarde, en 1575, otro visitador manda que se haga “un portapaz de plata, honesto, y otro de bronce”. Parece clara la intención.
También se nos habla de que murió en el hospital Jacobo Bergés, serrador, extranjero y pobre, y se le enterró en el cementerio de la iglesia.
Esto de “serrador” y “extranjero” da qué pensar, tanto más que por entonces se nos habla de un herrero llamado Figoli, napolitano. ¡No extranjero a secas!
¿Es que Bergés no es más aragonés que otra cosa?
También sabemos que siglos después, en las guerras de sucesión, “los carlistas cogieron las serrerías, pero no pudieron entrar en Berdún”.
Luego éstas estaban fuera del pueblo, en donde se obligaba a los agotes a vivir y el oficio es claro.
Los libros parroquiales de Villarreal, Binués y Majones tampoco sacaban de dudas. Parece como si hubiera existido una conspiración para hacer desaparecer todo rastro de agotes en la documentación.
Tampoco fue fructífera la investigación en Canfranc. Y eso que el apodo de sus gentes ya no podía ser más explícito: en efecto, los llaman “cagotes”, con el nombre exacto que reciben en el Bearne. Por cierto, que el nombre de “chistotes” que también se les daba, podría enlazar con el de “La bal de Chistau”, en el lugar de Plan. Lo dejo para los historiadores…
Como la documentación cerraba sus puertas, había que seguir otros derroteros. Un paseo atento por las calles de Berdún me mostró escudos con signos esotéricos curiosísimos, que algún día habría que estudiar. En Villarreal abundaban los anagramas de JHS (Jesús), que podrían entenderse como un esfuerzo para pasar por católicos. En Casa Carpintero -atención al oficio- también se veían signos extrañísimos.
Mi informador me aclaró que en esa casa habían sido siempre carpinteros.
En Salvatierra, además de los anagramas, en Casa Ramón Bueno aparecía un escudo netamente artesano, con un martillo, un yunque, unas tenazas…
Quedaba la pista del traje. ¡Con qué ilusión se me ocurrió consultar a Jorge Puyo, -el último hombre de calzón de Ansó-, si antiguamente se había prohibido a alguien, en concreto a forasteros, vestir el traje ansotano como se había hecho en el Roncal. ¡Qué feliz me hubiera hecho una respuesta afirmativa! Pero no, nunca se prohibió a nadie. Es chocante, sin embargo, que en Jaca se distinguiese claramente el traje de calzón y cachirulo que llevaban los labradores, de de los artesanos, mucho más parecidos al navarro, hasta por la boina.
También es cierto que en Aragón, tanto en el caso de las brujas como en el de los agotes, fuimos mucho más permisivos que los navarros.
En el siglo XVII Idoate localiza a numerosos agotes afincados en Aragón. Y ya venía de antiguo, pues el recibidor de Olite en el siglo XIV ya había conducido a varios de ellos a Sádaba.
Por agotar todas las pistas posibles, duro fue el trabajo de examinar la presencia de los apellidos que sabía que eran de agotes por los diferentes pueblos de la comarca. En Berdún, por ejemplo, aparecía en 1551 una tal María Maxones, apellido que sigue dándose en 1561 pero que luego desaparece, aunque reaparece en Villarreal en 1580, en donde también perduran los Accos hasta 1626. Los Fuster perseveran en Berdún hasta 1790. Se ve que en muchos casos iban cambiando de pueblo.
En Biniés, aún existen Casa Fustero y Casa Margarita, aunque se haya perdido el apellido. Lo más probable es que a la larga todos fueran a parar a Jaca y allí están o ya se fusionaron con el resto de la población.
No sé si tengo razón. Ni soy historiador ni lo pretendo. Mientras no me demuestren lo contrario, ¡También Agotes hemos tenido en nuestra tierra!

¿AGOTES EN ARAGÓN?(1ªParte), POR BASTIÁN LASIERRA

 Hace unos años, por casualidad descubrí la historia de los “agotes“. Para los que no hayáis oído nunca esa palabra, os recomiendo de entrada leer el artículo de la wikipedia, y después leer este interesantisimo artículo de Bastián Lasierra sobre la presencia de los agotes en Aragón.

Bastián Lasierra

Sí, ya sé que al hablar de “agotes”, o “cagots”, o “gafos”, que todos estos nombres tenían -y algunos más como luego veremos-, inmediatamente pensamos en Navarra, sobre todo en el barrio de Bozate, en Arizcun, en el Baztán, cerca de Elizondo, o, a lo más, en el Roncal. Pero, ¿agotes en Aragón?
Hace unos cuantos años, al arreglar la iglesia parroquial de Plan, cuya noble piedra había sido embadurnada por la fiebre enyesadota y encaladora del siglo diecinueve, apareció una extraña portezuela debajo del coro, en el ángulo izquierdo del templo.
Desde luego, no podía estar allí para dar paso al cementerio, que justo se encontraba en el lado contrario, ni como una entrada a la sacristía o a la torre, por la misma razón. Además, su insignificante tamaño, como para ser cruzada encorvado o agachado, eliminaba toda otra posibilidad como, por ejemplo, la del paso hacia el baptisterio. ¿Qué pintaba allí esa puerta? ¿Qué misterio tenía? ¿Hasta aquí habían llegado los agotes?
Lo mismo nos sucedía con las brujas, que por lo visto solamente se daban en Euskalerría o en Galicia, hasta que descubrimos su apabullante abundancia en el Alto Aragón. Que en Aragón tenemos de todo, que os lo digo yo. Lo malo es que no nos hemos enterado y seguiremos sin enterarnos por falta de investigadores y de apoyo a la investigación. Y esto no va por nadie, ya se ve…
Pero bueno, ¿quiénes eran y qué hicieron los agotes? Un profundo desconcierto sobre su origen llevó en otro tiempo a considerarlos relacionados con otras poblaciones malditas, como “los vaqueros de Asturias”, “los chuetas de Mallorca” o “los cretinos de los Pirineos”. Hoy sabemos que nada tienen que ver con ellos, como no sea un aspecto exterior un poco deprimente, que en todos ellos solamente tienen el significado de una endogamia total, ya que nadie quería emparentar con ellos.
Tampoco son de raza vasca, aunque la pequeña comunidad que queda de ellos sin mezclar hable euskera, por vivir en una zona que casi desconoce el castellano. Pero el factor Rh de su sangre descarta claramente esa procedencia.
Durante la Edad Media se les consideraba leprosos y eso parece indicar el nombre de “gafo”, “mesiello”, “meseguero” o “mesuma” y hasta “cristianos de San Lázaro” con que se los conocía. Esto y también la creencia muy extendida de que su presencia producía un hedor insoportable, nauseabundo, fue el factor más determinante para la marginación que siempre sufrieron.
Y, por supuesto, también su carga religiosa, en unos tiempos de profunda fe pero de una gran intolerancia por la obsesión de no mezclarse con herejes. Se los creía descendientes de albigenses o arrianos y godos. Se les perseguía por profesar la fe de los cátaros, quienes rechazaban el poder y la riqueza de la Iglesia. La palabra “cagot” o “casgot” significa precisamente “perro gordo”, y lo que está claro es que a España vinieron desde el Bearne, procedentes de la zona de Albi (tierra de albigenses). ¿Cómo iban a entrar solamente en Navarra, con el contacto intensísimo que el Alto Aragón ha tenido siempre con el “Aragón” del otro lado del Pirineo?
Otra cosa curiosa: se habla del Euskadi francés (los iparretarrak, los del norte); de los navarros franceses de la Benabarra, que significa lo mismo que Benabarre: “Navarra la Baja”; se habla de los catalanes franceses de la parte de Perpignan. Bien. Parece que hay razón para ello.
Pero, ¿por qué nunca se dice los aragoneses franceses, como han sido en realidad los bearneses y los aregianos? Bueno. Punto y coma aquí…
Y sigo con el tema.
Si las gentes los consideraban albigenses, ellos se esforzaban por aparecer como auténticos cristianos, y por eso recibieron también el nombre de “cristianos nuevos”. Pero su presencia dentro de la Iglesia fue tan condicionada como fuera de ella: tenían que colocarse debajo del coro, no podían pasar a hacer ofrendas, la comunión la tenían que recibir al final de todos, incluso después que las mujeres y los niños, la paz se les daba con diferente portapaz o, cuando no tenían dos, besaban el reverso del mismo. Y se les hacía entrar en el templo por diferente puerta, generalmente bajita y humilladora, lejos de la principal. Este es el rasgo más importante para descubrir su presencia, aunque esas puertecicas estén tabicadas.
Seguir leyendo

HOMENAJE A LOS MUERTOS POR LA DEMOCRACIA EN TORRERO

28-oct2007-homenaje-ceme.jpg
Uno de los actos de esta semana pasada, a los que tenía pensado asistir, era el homenaje a los muertos por la democracia y la libertad en el Cementerio de Torrero. Al final no pude estar, pero incluyo aquí este texto y fotografía de Victoria Trigo. Muchas gracias Victoria, y me uno aunque sea a posteriori al homenaje público a todas estas personas.

El domingo 28 de Octubre, vecinos de diversas agrupaciones del zaragozano barrio de Torrero, acompañados de miembros de CGT Aragón y de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA) homenajearon en el cementerio a los muertos por la democracia. Al acto asistieron también representantes de Chunta Aragonesista y del mundo intelectual aragonés. Tras la lectura de un emotivo manifiesto, a cargo de Enrique Arnas, Presidente de la ARMHA, y la colocación de flores, un gaitero local interpretó el Himno de Riego. Este acto formaba parte de las jornadas Evasiones, Senderos de Libertad en las que se recuperó la figura del anarquista zaragozano Joaquín Ascaso. Seguidamente, en el Parque de la Paz hubo una comida de hermandad consistente en lentejas y rancho, tras la cual se disfrutó de un concierto de música popular.

En la mañana de ese mismo domingo, un grupo de caminantes de los colectivos citados realizaron la ruta hacia la Plana, por la cual en su día escapaban hacia Fuendetodos, los perseguidos por el fascismo.

Información facilitada por la Secretaría de Comunicación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA)

EVASIONES: SENDEROS DE LIBERTAD

images-2.jpg
Me llega a  través de vari@s amig@s de Torrero la siguiente convocatoria de estas interesantes jornadas. Enhorabuena a los organizadores, y esperamos poder pasarnos por allí.

 

Viernes 26

En la Asociación de vecinos y vecinas La Paz, calle Oviedo 181, a las 20,00h, Charla sobre las evasiones

a cargo del historiador Alejandro R. Díez Torre.

Joaquín Ascaso.

Nacido en el barrio de Torrero, de filiación anarcosindicalista, fue el presidente del Consejo de Aragón desde Octubre de 1936 hasta Agosto de 1937, que gobernó el territorio aragonés liberado a los franquistas en los primeros meses de la guerra civil. Esta institución fue reconocida oficialmente por el primer ministro de la República, Largo Caballero, y también por su presidente, Azaña.

Han pasado los años y nadie desde los estamentos oficiales guarda la justa memoria de esa primera autonomía aragonesa ni de J. Ascaso que la presidió. De sus manos salieron bastantes decretos que perseguían ese sueño igualitario tan querido de los libertarios, entre otros la constitución de las famosas colectividades, con el objetivo puesto en la consecución de otro orden social, lo cual suponía ascender a esas cumbres “consideradas” utópicas regidas por la razón, la justicia social, la libertad, la igualdad… No se consiguió, pero merece la pena recordarlo.

“J. Ascaso. Memorias (1936-1938). Hacía un nuevo Aragón”. Alejandro R. Díez Torre.

Sábado 27,

A las 12,00h, colocación de una placa de cerámica en recuerdo del anarcosindicalista Joaquín Ascaso en el Centro Cívico de Torrero, c/ Monzón. Después del acto, vermouth. A las 18,00h, vídeo-documental “Vivir la utopía” con debate posterior, en la Sala Multiusos del Centro Cívico de Torrero.

Domingo 28,

A las 07,00h (nuevo horario)

, andada desde la puerta de la antigua cárcel hasta la Plana María.

A la vuelta, prevista para las 12,30h, ofrenda floral “A los hombres y mujeres que dieron su vida por la libertad” en el cementerio de Torrero.

Se bajará andando por la Avenida de América para terminar en el parque de la Paz donde habrá una comida popular

, también vegana, y por la tarde diferentes actuaciones e intervenciones.

Organizan:

A.V.V. LA PAZ

A.V.V. TORRERO

A.V.V. VENECIA

CENTRO SOCIAL OKUPADO “RASMIA”

ASOCIACIÓN CULTURAL “EL CANTERO DE TORRERO”

Colaboran:

CGT-Aragón

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE ARAGÓN

Evasiones hacía la libertad.

El 21 y 22 de Septiembre de 1936, un grupo de 140 libertarios ocupó Fuendetodos, allí se hicieron fuertes y resistieron las acometidas de falangistas que querían recuperar el pueblo. A los pocos días comenzaron a darle vueltas a la cabeza pensando en qué podían hacer para sacar a sus compañeros de Zaragoza que estaban siendo víctimas de una sangrienta represión. Los más decididos idearon organizar evasiones para salvar a cuantos más compañeros mejor. Cuatro o cinco guerrilleros bajarían a Zaragoza atravesando la Plana María y el Monte de Torrero, una vez en la ciudad se pondrían en contacto con la CNT que ya habría organizado la huida. Los que iban a huir eran convocados en un lugar, a una hora de un día concreto, llevarían lo imprescindible pues la andada de vuelta a Fuendetodos era de casi cincuenta kilómetros.
.
Seguir leyendo

70 ANIVERSARIO DE MUJERES LIBRES

jornadas2007.jpg
La semana que viene se celebrarán, del 15 al 20 de octubre,  y organizadas por CGT,  las Jornadas de Homenaje a “Mujeres Libres” en el 70 aniversario de su I Congreso y por extensión a todas las mujeres libertarias que han luchado y han contribuido con su trabajo diario en la búsqueda de la libertad de la mujer. En estos momentos que tanto se habla del concepto de memoria histórica, encuentro especialmente relevante que se tenga también este tipo de homenajes para organizaciones o personas, que se destacaron durante la II República o la Guerra Civil en tratar de liberar nada menos que al 50% de la población del yugo de una sociedad patriarcal que discriminaba a la mujer desde el nacimiento hasta la muerte. Ahí va el programa de las jornadas:

PROGRAMA

Lunes 15 de Octubre:

Apertura de las Jornadas: Irene de la Cuerda y Miguel Villa, del Secretariado Permanente del Comité Confederal de Aragón y Rioja de CGT, y miembros de la Comisión de Memoria Libertaria.

CHARLA DEBATE

Pedagogía Libertaria y no sexista: Ayer y Hoy. Power Point sobre: Las alumnas del “Internado Durruti”. Ponente: Cristina Escrivá. Gestora Cultural, Investigadora y Documentalista.

La Educación no Sexista desde la Perspectiva Libertaria: Ponente: Nieves Boj. Maestra, Secretaria del Movimiento de Renovación Pedagógica de Aragón (EVA) y Militante de Mujeres Libertarias de Zaragoza. Modera: Lola Vicioso, Militante de Mujeres Libertarias de Zaragoza.
Debate

Martes 16 de Octubre:

CHARLA Y PROYECCIÓN DE DOCUMENTAL

Mujeres en la revolución
Proyección del documental “ de toda la Vida”
Presentación y Charla por Lisa Berger, Documentalista, Investigadora y realizadora del documental.
Modera: Irene de la Cuerda, Secretaria de Organización del C.C. de Aragón y Rioja de la CGT. Debate
Seguir leyendo